Lo intentamos una y otra vez, pero revivir y mantener LVO parece ser una tarea imposible de llevar a cabo.  Y aunque no es fácil cerrar una etapa después de más de diez años, hay algo que aún nos pone contentos: seguir yendo a los recitales, seguir cantando las mismas letras, y seguir encontrándonos con muchos de los amigos que nos acompañan desde siempre en esta larga historia.

Los invitamos a seguir en contacto a través de nuestro grupo de Facebook.